La Corte de Honor o Cortejo Nupcial

Post Type

El rito matrimonial está lleno de símbolos y tradiciones. Una de ellas es la corte nupcial, una de las más llamativas tradiciones de las bodas, este cortejo está compuesto generalmente por un grupo pequeño de familiares y amigos íntimos de los novios que tienen el privilegio de acompañarlos en su camino al altar, y por ello, tanto la conformación de la corte como su desempeño en la ceremonia deben sujetarse a ciertas normas de protocolo.

Actualmente, las cortes nupciales no son tan grandes ni pomposas como hace algunos años, sin embargo, se acostumbra llevar al menos a los niños encargados de portar las arras y los anillos, dos símbolos importantes dentro de la ceremonia.

¿Cómo elegir tu corte de honor?

La Corte de Honor o Cortejo NupcialEl número de personas que componen el cortejo nupcial depende del gusto y el sentir de los novios, en todo caso las figuras indispensable serán siempre, a más de los novios por supuesto, los padres de los novios, el padrino del Novio, la dama de Honor principal (también conocida como Dama de Amor) y el niño o niña de los aros.

Sin embargo, a más de estos personajes, la corte nupcial puede ser más extensa y contar con un grupo tanto de damas y caballeros de honor, que generalmente se escogen entre los familiares y amigos más cercanos de los novios y de edades cercanas a ellos, y/o una corte de pajecillos y pequeñas floristas, niños y niñas miembros de ambos lados de las familias de la pareja de novios.

Los actores principales para los novios posiblemente son la dama de honor principal y el padrino del novio. Ellos serán la mano derecha tanto para la novia como para el novio a través de todo el proceso del compromiso, la preparación para la boda y para que todo en ese día salga bien. Además de preparar las respectivas despedidas de solteros, que se hacen usualmente una noche antes de la boda.

Las damas de honor

Las damas de honor forman una bella institución en una boda, ya sea aquí o en cualquier otro lugar del mundo, pues este componente del cortejo nupcial ha estado presente en todos los países desde que se tiene constancia de los enlaces nupciales.

El origen de las damas de honor se remonta también a tiempos primitivos, cuando existía la sañuda costumbre del matrimonio por rapto. Este procedimiento consistía en capturar a la novia, aun salvando los obstáculos y resistencias que ponía tanto la novia como su familia. Las damas de honor no son más que una alegoría a los guardianes de la novia ante su rapto, o sea, sus protectoras o madrinas.

Hace muchísimo tiempo las damas de honor eran responsables de proteger a la novia del mal, vistiéndose igual que la novia con el propósito de burlar a los maléficos espíritus; y también servían como testigos de que la novia no se casaba en contra de su voluntad. Por esta razón, las damas de honor siguen el paso de la novia hacia el altar, para ampararla en todo momento.

En la época de la Roma antigua, inicialmente, las damas de honor formaban una especie de infantería de la novia, cuando ésta tradicionalmente viajaba al pueblo natal del novio para la ceremonia de la boda. El propósito original de las damas de honor era vestirse exactamente igual a la novia con el fin de protegerla. Así la novia se confundiría con las damas de honor y ninguno podría saber quién era la verdadera novia y lastimarla, secuestrarla o robar su dote.

Las damas de honor han existido en todas las culturas del mundo, incluso en Japón, tan distante de las costumbres del mundo occidental. Aquí, el casamiento tradicional es así: la novia se dirige hacia la casa de la familia del novio acompañada de su cortejo nupcial. Una vez en casa del novio, entra custodiada con dos amigas de la infancia que interceden en la parte de la novia. A estas madrinas de la novia se las conoce allí como mariposas (chou).

Hoy en día, las damas de honor son las hermanas, primas o amigas de la novia, quienes participan en la ceremonia y apoyan a la novia en todo momento de la organización de su matrimonio y la acompañan durante todo el cortejo nupcial y la recepción de bodas. Son una especie de doncellas de la novia, no sólo tienen allá la misión de arreglar el vestido de la novia, sino además de ayudarla en vestirla, preparar la boda y llevar la colocación de los invitados en la Iglesia y en banquete.

Como se dijo, en lo referente a la elección de las damas de honor, lo habitual es seleccionarlas entre las hermanas o primas de la novia o, en su defecto, entre las amigas de la novia. Deben ser jóvenes, en edades similares a las de la novia, pero, en el caso de que la novia sea de una edad un poco más adulta, es mejor que su corte de damas esté más bien compuesta por niñas no muy pequeñas, de entre nueve y doce años de edad.

No hay un número máximo ni mínimo de damas de honor, aunque las normas de protocolo recomiendan no tener más de ocho. Asimismo, las tradiciones anglosajonas calculan estas en función al número de invitados, una dama de honor por cada 50 invitados. Aun así es la novia que decide cuantas damas de honor quiere tener.

La Corte de Honor o Cortejo NupcialSi bien es natural que la novia desee que sus damas vayan vestidas con un poco de unidad, para ello, puede fijarse un color o una paleta de colores que vayan a tono con todo el estilo y colores elegidos para la boda.

Es importante coordinar su realización escogiendo una gama cromática con distintos tonos, para que las damas de honor puedan aplicar a su vestimenta el que mejor les siente. Sin embargo, para la elección del color de los vestidos es preciso tener en cuenta que la tonalidad de la elección debe ser más bien discreta y no llamar demasiado la atención, ya que el papel protagónico lo tiene la novia.

Se recomiendan los pasteles pero nunca en la gama de los crudos, beige o marfil ya que están dentro de los claros más parecidos al blanco y ése color es de uso exclusivo de la novia.

Lo mismo se puede hacer con el diseño del vestido, la novia da unas pautas generales (en cuanto a corte, largura…) en las que se pueden hacer pequeñas modificaciones para que las damas de honor se encuentren cómodas. Esta opción permite utilizar el mismo color pero cortes de vestidos distintos, cada una a su estilo. La vida real indica que el mismo modelo de vestido no sienta igual mujeres distintas.

Sin embargo, para guardar mejor la armonía, si los trajes son ligeramente diferentes, se aconseja que los complementos lo unifiquen: zapatos, ramos y otros accesorios han de ser iguales en todas las damas de honor.

La dama de honor principal

La figura de la dama de honor principal, suele ser extremadamente importante, usualmente la novia elige para ese rol a la persona más cercana y afín a ella. Puede ser una de sus hermanas, una prima, una de sus futuras cuñadas o simplemente aquella amiga con la que ha compartido afecto y amistad desde la infancia, alguien en quien confía plenamente y sabe que podrá contar en todo momento.

La dama de honor principal, también conocida como la Dama de Amor, usualmente ella asume el rol de madrina (o sea testigo del matrimonio) y será un apoyo importante durante todo el proceso de organización del matrimonio, así como llegado el gran día de la boda. Elige alguien que sepas que mantendrá la calma, y que será capaz de tranquilizarte si los nervios se apoderan de ti.

La tradición dice que la dama de honor aguardará la llegada de la novia a la entrada de la iglesia para ayudarla con el velo y la cola del vestido al salir del coche (la dama de honor principal también puede llegar en el mismo coche con la novia) Durante la ceremonia es la encargada de sujetar el ramo hasta la salida del cortejo, momento en el que volverá a entregárselo a la novia.

Hoy por hoy la dama de honor también acompaña a la novia en los preparativos del casamiento, desde la despedida de soltera, pasando por el registro civil, retirar las invitaciones de la imprenta, acompañarla a la degustación del catering, ayudar a la novia a ataviarse para la ceremonia, estar atentas a las necesidades de los demás invitados durante la fiesta y tener las antenas paradas para que todo salga según lo estipulado por los novios.

En cuanto al vestuario de la dama de Honor Principal, este suele ser un tanto distinto ya sea en color o diseño que el de las demás Damas de la corte, la idea es que también se destaque pues su rol es un tanto más protagónico, sin embargo, ella tampoco debe olvidar la regla de no intentar opacar a la novia.

Los caballeros de honor (bridesman)

La Corte de Honor o Cortejo NupcialEn muchos países, además, está instaurada la figura de los caballeros de honor (bridesman). Al igual que en el caso de las Damas de Honor, los cometidos de los caballeros de honor se han transformado completamente a lo largo de la historia.

Es interesante notar que en pasado estos señores eran amigos del novio que lo ayudaban en la operación del rapto de la novia para luego casarse con ella. En tiempos remotos, era usual el rapto de mujeres de otras tribus y como es natural, esto daba lugar a frecuentes las luchas, de modo que el novio precisaba de protección.

Estos acompañantes eran, así, una especie de escoltas y protectores del novio, que incluso se mantenía a cercana distancia de la pareja durante un lapso de casi un mes (entre dos lunas, de allí nace la tradición de la luna de miel), mientras se consumaba la unión y muy probablemente la novia quedaba embarazada, lo que significaba que sería repudiada por su tribu y que no vendrían a buscarla más.

Así era en tiempos muy remotos, primitivos, después, los caballeros de honor pasaron a intervenir como testigos de la boda. Luego, con la caída del Imperio Romano, la costumbre de firmar un escrito para legalizar el matrimonio estaba desapareciendo, entonces se tenía la necesidad de los testigos que pudieran justificar la existencia de la unión. Así los caballeros de honor pasaron a testimoniar el matrimonio y se convirtieron en Groomsmen o Testigos del Novio.

Hoy en día, los caballeros de honor tienen funciones similares a los de las damas de honor, se encargan igualmente de las atenciones a los invitados y en el cuidado tanto del novio como de la novia. Los caballeros de honor son elegidos entre los hermanos y primos de las partes o en su defecto, los amigos del novio.

La Corte de Honor o Cortejo NupcialDurante la ceremonia de boda, generalmente la dama de honor y caballero de honor forman pareja, aunque sin serlo realmente. Esta organización en pareja obedece a la costumbre tradicional de acompañar siempre a una dama. Por ello, días antes de la boda, si los caballeros y las damas no se conocen entre sí, es conveniente presentarlos para que se sientan menos cohibidos de formar esta pareja impuesta aunque sea durante un día.

Los caballeros de honor son una gran ayuda durante el protocolo de la ceremonia y la fiesta, hacen parte del conjunto de anfitriones de la fiesta y están llamados a ser la mano derecha del novio. Una de las tareas exclusivas de los caballeros de honor es la de cortar y repartir las porciones del pastel nupcial a los invitados, aunque no hay que olvidar que son los novios los que parten el primer trozo.

En cuanto al vestuario, en este caso, el estilo y el color del traje debe ser similar entre todos los caballeros, sin embargo, ellos pueden permitirse escoger accesorios diferentes, básicamente en lo relacionado al color de la corbata o el pañuelo, pero sin olvidar que deben mantenerse en la misma gama de la paleta de colores escogida por los novios.

El Padrino del novio o Grooms Man

La Corte de Honor o Cortejo NupcialEl padrino del novio, suele tener un rol preponderante y por ello, la elección es complicada cuando el novio tiene que decidir un amigo o por un hermano y se siente incómodo pensando en que podría herir los sentimientos de aquel a quien no elija.

El consejo en esta situación es nombrar a la persona con la que se tenga más afinidad y confianza. Por su parte, la persona elegida deberá mostrar la mejor disposición para ayudar al novio durante todo el proceso de organización y desarrollo de la boda. En algunas ocasiones también los novios prefieren conceder ese honor a sus padres.

Por su parte, el padrino de la novia es usualmente su padre, quien la acompaña hasta el altar donde la entrega al novio. Si por algún motivo el padre no pudiera ser el padrino, otro miembro de la familia puede sustituirlo.

El padrino o Grooms Man debe asumir la responsabilidad para organizar la despedida de soltero para el novio y, también esta tradicionalmente a cargo de llevar al novio a la iglesia a tiempo y guardar los anillos hasta que se necesitan. Al final dela ceremonia religiosa es él quien le ofrece el brazo a la dama de honor principal de la novia para caminar junto a ella por el pasillo hacia la salida del templo.

En general, la tarea del padrino en el día de la boda es mantener el novio sensato y ayudarle en todas las tereas que le corresponde para que todo se perfecto en su gran día. Según la tradición, el padrino hace el primer brindis, y esta tarea es, desde hace mucho tiempo atrás, la tradición más importante y antigua del deber del padrino.

Un buen brindis rompe el hielo al inicio de la recepción, poniendo a todos contentos y establecer el tono para el resto del evento. El padrino debe relacionarse con todos, haciendo que todos los invitados se sientan bienvenidos y cómodos, y garantizar que la atmósfera en toda la recepción sea de amor y de alegría, y la auténtica felicidad de la unión de la novia y el novio.

¿Cómo debe vestir el padrino de boda?

La indumentaria de los padrinos y de los integrantes masculinos, específicamente los padres de cada uno de los novios, el padrino y, eventualmente los hermanos de los desposados, están determinados por el estilo del traje del novio, el cual a su vez, deberá estar en concordancia con el tipo de vestido de la novia (es ella quien marca en todo momento la pauta de la boda). Así, por ejemplo, si el traje de la novia es formal, tanto el novio, como el de los padrinos y acompañantes de la corte nupcial vestirán de etiqueta.

La regla de oro es que tanto el Padrino como los caballeros de honor del novio deben vestir con la misma elegancia que el novio y usualmente también portar un adorno en la solapa del saco del mismo color que los vestidos de las damas. El boutonier, o en su defecto, el uso del pañuelo en la solapa, es indispensable para destacar y dar una cierta uniformidad a los integrantes masculinos del cortejo nupcial.

Los pajecillos y las floristas de la corte nupcial

La Corte de Honor o Cortejo NupcialLos niños siempre le imprimen un toque de entusiasmo, vitalidad y alegría a un evento tan importante como la boda; con su inocencia, su gracia natural y sus vestimentas especialmente escogidas para la ocasión convierten en el cortejo de la novia en una escena de cuento de hadas.

Por lo general, se escogen a los niños que formarán parte del cortejo entre los miembros más pequeños de la familia de ambos novios o entre los hijos de los allegados más cercanos a los desposados.

Para que tus pajecitos y floristas desfilen en el cortejo como todos unos príncipes y princesas toma en cuenta lo siguientes consejos:

1. Trata de que sean mayores de 5 años.

2. Puedes elegir tu cortejo de sólo niñas o mixto, aunque lo usual es que un niño lleve los anillos y una niña las flores.

3. Procura que sean máximo 6 niños para poder mantenerlos en orden.

4. Para contar con la atención y cooperación de los niños, asígnales un rol especial para que se sientan parte importante del cortejo y realicen su función con más entusiasmo.

5. Trata de contar con la autorización de los padres de los niños por lo menos 6 meses antes de tu boda.

6. Realiza un pequeño ensayo previo a la ceremonia para que los niños tengan una idea de lo que harán ese día.

7. Procura que sean atuendos accesibles para cualquier bolsillo.

8. Ponte de acuerdo con sus mamás y acepta sugerencias.

9. Vístelos con comodidad y de acuerdo al horario y el clima. Si la boda está prevista en el día o en un lugar caluroso, las niñas pueden llevar un vestido delgado y de algodón y los niños bermudas y camisa de manga corta. El color de su vestuario dependerá del estilo y la paleta de colores que haya elegido para el resto de los miembros de tu corte, además de los de la decoración de la boda.

10. Finalmente, recuerda que el calzado es un aspecto muy importante, sandalias en verano o zapatitos cerrados en invierno, pero siempre que sean cómodos y fáciles de llevar para los más pequeños.

La Corte de Honor o Cortejo NupcialAdemás de los vestidos, están una serie de lindos accesorios, especialmente para las niñas de la corte, que las harán lucir aún más lindas: diademas e flores naturales o artificiales, tiaras, lazos, canastillas o bouquets de flores, etc. Los niños pueden llevar como accesorios corbata de moño, fajillas y chalecos.

La importante figura de las madres de los novios

Si bien, la madre del novio es por tradición la madrina de la boda, el rol de la Madre de la Novia no es por lo menos importante, usualmente ella es el principal apoyo para su hija y la persona que la ayudará en la mayor parte de los aspectos de la organización de la boda. De ahí, que después de la pareja, las madres de los novios son las segundas en ser el centro de atracción en un matrimonio.

Dado su rol protagónico en la boda, es importante que ellas hagan una buena elección de su traje, peinado y maquillaje para así poder lucir espectaculares y a la altura de la ocasión, la mejor manera de lograrlo es comunicándose entre ambas para escoger colores y diseños que sean afines o complementarios, lo que no significa que deben parecer uniformadas, pero por el contrario el contraste sea demasiado llamativo.

Las reglas de etiqueta, sugieren que la mamá de la novia sea quien elija primero su atuendo y enseguida informe a la mamá del novio de los detalles de su elección. En todo caso, la regla básica para ambas es que su vestuario sea sobrio, elegante y en especial muy acorde al estilo de la boda y que tome en cuenta el clima y la hora en la que se realizará la boda.La Corte de Honor o Cortejo NupcialY por último, recuerden que es el día de la boda de sus hijos, pero no por ello tienen por qué lucir exclusivamente maternales, aseñoradas o serias, no significa que no puedan permitirse portar diseños modernos y atractivos incluso optar por llevar colores vivos, al contrario, piensen más bien en “ser y sentirse” elegantes, sobrias, modernas y, ante todo, cómodas. Elijan el vestido que mejor se adapte a ustedes, a su gusto y su personalidad, para que luzcan increíbles ese gran día e inclusive puedan aprovecharlo para otras ocasiones.Cabe insistir sin embargo, que deben descartar por completo, la idea de vestir en colores blancos, beige, crema, hueso o champaña, porque ellas también deberán respetar el protagonismo de estos tonos en el atuendo de la novia.A continuación unos consejos para las mamás de los novios:• No dejen la decisión de elegir el vestido hasta el final.

• La época del año, el clima y el lugar de la boda, también importan al momento de la elección de la vestimenta. Si será es en verano, pueden elegir un vestido de tela vaporosa y fresca; si es por la noche, en un salón, un vestido largo, será la mejor opción.

• No olviden la regla mágica de “menos es más” y no se recarguen ni con joyas o accesorios demasiado ostentosos y menos aún con demasiado maquillaje.

Etiqueta y protocolo en el desfile de la corte nupcial

La Corte de Honor o Cortejo NupcialCuando se avizora la llegada de la novia a la iglesia y comienzan a sonar la marcha nupcial, el novio, la madrina de boda, es decir su madre y, el Padrino del novio, deben tomar sus puestos a la derecha del altar (según se entra) y colocarse mirando hacia la puerta principal de la iglesia.

La madrina debe estar a la izquierda del novio y al llegar la novia al altar tomará asiento en la primera fila de la derecha junto a su esposo (padre del novio) u otro miembro cercano de la familia quien será su caballero.

La corte nupcial precede la entrada de la novia a la iglesia e ingresa en el siguiente orden: las damas de honor en pareja con los caballeros (caminando despacio), la dama de honor principal (o dama de amor) va luego, ella entra sola. Le sigue, la madre de la novia con el padre del novio; inmediatamente van los pajecillos y las niñas floristas seguidas del niño o niña de los anillos.

Acto seguido, cerrando el desfile, ingresa la novia tomada del brazo derecho de su padre o padrino. Todo este grupo, repito, ingresa al son de la marcha nupcial. Es importante, ningún miembro de la corte debe ingresar después de la novia.

Cuando la novia y su padrino llegan al altar, éste debe tomar la mano con que la novia sujeta su brazo y guiarla en dirección hacia el novio que la espera. El novio debe aproximarse a la novia y ofrecerle su brazo para guiarla hasta el altar.

Al llegar al altar, la corte nupcial debe colocarse a ambos lados del mismo, es decir, las damas de honor y la corte de niños y niñas así que la dama de honor principal debe estar frente al altar del lado izquierdo, junto a la novia (siempre mirando hacia la puerta principal de la iglesia); y, los caballeros de honor así que el Padrino se ubicaran a la diestra del novio.

La Corte de Honor o Cortejo NupcialLos padres de los novios y sus familiares más cercanos, abuelos hermanos y hermanas se ubicarán en las primeras filas de bancas. Los del lado de la novia a la izquierda y los del novio a la derecha.

Al terminar la ceremonia, el orden de salida de la corte nupcial cambia. Los flamantes esposos, tomados del brazo, deben iniciar el desfile hacia la salida de la iglesia; luego salen los padres y madres de los novios, seguidos de las niñas de las flores y los pajecillos, además del niño o niña de los anillos, luego la dama de honor escoltada por el padrino del novio y, finalmente, las otras damas y sus respectivos caballeros.

7 comments

  1. Mi hermana se casó en el Complejo La Chopera y nos eligió a mí y a unas amigas como corte, y fue precioso! Porque entró en la finca de la boda en un carruaje de caballos y luego le esperábamos nosotras para hacer el recibimiento a la recién casada!

  2. Hola buenas tardes, yo llevo 20 años con mi marrido, apenas nos vamos a casar, tenemos 2 hijos uno de 19 y una de 16, el tiene dos ya casadas con dos nietas pequeñas, queremos algo sencillo, que nos recomiendan..

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*