La difícil elección del padrino del novio

Post Type

Durante todo el proceso de planificación y preparación de la boda, el padrino puede tener varias pequeñas funciones para ayudar al novio

La difícil elección del padrino del novioLa costumbre de que el novio tenga un padrino de bodas (BestMan en EE.UU. y otros países), tiene orígenes muy antiguos y, en realidad, está basada en la costumbre que tenían algunos pueblos europeos, en épocas cuando el hombre buscaba una compañera para su vida fuera de su grupo originario y, para ello, necesitaba raptar a una mujer de un poblado vecino, por lo cual requería el apoyo de su mejor amigo para ayudarlo con el secuestro y para combatir contra los familiares de la muchacha, si pretendían rescatarla.

Además, generalmente, el amigo debía permanecer a su lado durante la ceremonia (en caso de que la hubiere) o durante las dos o tres semanas en que consumaba la unión y se aseguraba que la mujer quedara embarazada, con lo que sería rechazada por su gente.

Afortunadamente, los tiempos han cambiado y las relaciones de pareja ya no se conforman de manera tan violenta para las mujeres, ni el mejor amigo del novio tiene que jugarse la vida por socapar a su camarada. Pero por muy civilizados que nos hayamos vuelto, es evidente que “sus amigos” juegan un rol muy importante en la vida de todos los hombres y, como es lógico, el día en que deciden casarse necesitan, probablemente, más que nunca, de su apoyo moral y ayuda en ciertos aspectos de la organización de su boda.

El difícil proceso de escoger al padrino de boda

La difícil elección del padrino del novioSiguiendo la tradición de bodas, la ceremonia religiosa por el rito católico, exige la figura de un padrino principal, que generalmente es el padre de la novia y quien la entregará al novio en el altar. En circunstancias especiales, este rol puede recaer en algún otro familiar muy cercano de la novia, sea un hermano, un tío, un primo o incluso el padrastro de la joven, si están en buenas relaciones.

En el caso del novio, en cambio, se acostumbra que durante el tiempo que espera la llegada de la novia en el altar, esté acompañado de un pariente o amigo muy especial, al que usualmente también dé le da el apelativo de padrino del novio.

Sin embargo, elegir quién debe ser su padrino de bodas es un proceso sorprendentemente difícil para muchos novios. La mayoría de los hombres al llegar el momento de su boda se enfrentan a la disyuntiva de elegir a su padrino entre un miembro cercano de su familia o su mejor amigo, y con frecuencia sienten que su decisión podría herir los sentimientos de alguno de ellos.

Qué características deben definir a un buen padrino del novio

La difícil elección del padrino del novioAunque el futuro esposo tenga una apariencia de “durito” y parezca que no le hace falta nadie, durante los momentos de nervios y tensión, anhela tener a su lado alguien en quien confíe, con quien se sienta seguro y que será un gran apoyo moral.

Si bien la figura paterna es esencial en la vida de un hombre y, por lo tanto, algunos novios eligen precisamente a su padre para que esté a su lado el día de su boda, otros, sin embargo, consideran que su progenitor por la misma importancia y afecto que le profesan siempre formará parte de su vida, pero que en esos momentos necesitan de alguien con quien tiene mucha complicidad y que si llega a sufrir algo de ansiedad, encontrará la forma de ayudarle a calmarse.

Como se sabe, mientras que la novia recibe el apoyo constante de su madre, hermanas, todas sus damas de honor (que generalmente son también sus amigas más íntimas o sus cuñadas), el único que en realidad apoya al novio es su padrino, por lo que él también necesita de una persona que le conozca bien y que esté dispuesto a estar a su lado en cualquier momento.

La elección de un hermano vs. un amigo o viceversa

Muchas veces, los hermanos son la primera opción para la elección del padrino, pero en caso de que el novio tenga muchos hermanos, la situación puede ser más difícil.

La difícil elección del padrino del novioEn general, al hermano mayor se le da preferencia, pero si existe una relación muy especial entre el novio y otro de sus hermanos, sería lógico que opte por elegir a este último.

Por supuesto, todas estas directrices no son más que sugerencias y tradiciones; la elección final del padrino está en manos del novio, y es él quien debe escoger a quien quiera. De hecho, no en vano se dice que el que tiene una verdadera amistad tiene un tesoro y, por lo general, en la vida de un hombre sus amigos siempre tienen un rol bastante preponderante.

En estas circunstancias, la decisión debe basarse más bien en un aspecto de empatías, es decir, primero que nada, los hermanos son parte de la familia y como tal siempre serán parte importante de la vida del novio al igual que su padre; por ende, todos estarán siempre a su lado cuando él los necesite, así que incluso para evitar que haya resentimientos entre ellos, puede resultar mejor optar por escoger como padrino al mejor amigo de toda la vida, a condición, claro está, de que este sea lo suficientemente maduro y responsable para asumir este importante rol que va mucho más allá de lo figurativo.

Cuando el novio elige a su mejor amigo como padrino, este deberá estar consciente que además de ser un buen acompañante el día de la boda, su verdadera función va mucho más allá de simplemente estar allí para su amigo; también tendrá algunas tareas importantes que hacer tanto en el período de organización como en la celebración de la boda.

Funciones del padrino del novio

La difícil elección del padrino del novioDurante todo el proceso de planificación y preparación de la boda, el padrino puede tener varias pequeñas funciones para ayudar al novio con las tareas que le correspondan; aunque la parte más importante del trabajo del padrino se produce en el día de la boda.

Hay muchas funciones tradicionales para un padrino, siendo las más relevantes:

• Acompañar al novio a elegir su atuendo de bodas, al tiempo que él escoge el suyo, para que ambos estén en perfecta armonía con el estilo de la boda.

• Ayudar al novio con algunas tareas como: la selección de los licores para la boda, los trámites de documentos, las reservaciones para la luna de miel, la contratación de los músicos, el alquiler del auto para la boda, el envío de invitaciones al exterior, etcétera.

• El padrino también es el encargado de organizar la despedida de soltero del novio. En el mejor de los casos, cuando el novio vaya a vestirse es conveniente que ya esté acompañado de su padrino. Estando juntos podrán hablar sobre un montón de temas que les son afines y así el novio no tendrá que estar pensando sólo en la boda y estresándose.

• Otra solución es que el padrino sea quien se encargue de recoger al novio de su domicilio para llevarlo a la iglesia.

• Aunque al llegar el novio a la iglesia le acompañe algún familiar, es el padrino quien deberá estar pendiente de los horarios y conseguir que el novio llegue a la hora prevista a la iglesia.

• Es de vital importancia que el padrino mantenga la cabeza clara, ya que es poco probable que el novio pueda. En caso de que el novio pierda su billetera, olvide las notas que hizo para recitar sus propios votos, o de repente olvide la forma de atar su corbatín, el padrino debe estar ahí para auxiliarle en su momento de necesidad.

• Una vez que vaya a dar inicio la ceremonia, el padrino será el que esté de pie junto al novio mientras espera la llegada de la novia al altar.

• Muchas veces, el padrino es el custodio las argollas del matrimonio, es decir, él será el encargado de llevar los aros consigo y entregárselos al novio en el momento determinado de la ceremonia (en otros casos la novia también puede elegir designar a un niño o niña de su corte como portador de los aros).

• Finalizada la ceremonia, se solicitará su firma en el certificado de matrimonio en calidad de testigo y entonces el padrino deberá acompañar a la dama de honor principal hacia la salida de la iglesia.

• Posteriormente, podrá ayudar a dirigir a los invitados a sus mesas cuando sea necesario ubicar a la gente en el salón de recepciones.

• Y si bien el discurso y el brindis por la felicidad de los novios lo oficia generalmente el padre de la novia, el padrino también deberá dirigir unas palabras de cariño hacia su amigo y su flamante esposa y nuevamente pedir a los invitados que levanten su copa en honor de los recién casados.

• Finalmente, un buen padrino ayudará a los novios a asegurar que todos los invitados y familiares disfruten de un buen momento.

Como vemos, la figura del padrino de bodas es muy importante, de ahí nuestro consejo de que también sería de esperar que el elegido del novio sea un amigo que cuente con el aprecio y la simpatía de la novia, pues de lo contrario la situación podría ser muy tensa y este personaje se convertiría en la causa de malos entendidos y situaciones incómodas entre la pareja.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*