Joyas para la boda

Post Type

Una vez que se ha escogido el estilo del traje del novio y el vestido de la novia, llega el momento de elegir los complementos que cada cual lucirá y que le imprimirán un carácter propio a la imagen de ambos.

La primera regla de oro en cuanto a joyería de bodas, tanto para la novia como para le novio es: no te excedas. Acertar en los complementos que acompañarán al atuendo que los novios lucirán tanto el día de la boda civil como de la ceremonia eclesiástica es fundamental para que la imagen de conjunto sea perfecta. Las posibilidades son múltiples, todo depende de lo que a cada uno le guste y más le favorezca.

El anillo de compromiso para ella, el reloj o los gemelos para él

Joyas para la bodaSiguiendo la tradición, el novio, en la petición de mano, regala a su prometida una sortija o una joya de familia. Lo más clásico en sortijas es el diamante solitario engastado, ya sea sobre oro amarillo o blanco. Esta será entonces la primera joya que de rigor lucirá la novia el día del matrimonio civil, así como al ingresar a la iglesia para el matrimonio eclesiástico y, luego en el mismo dedo su novio posará la alianza matrimonial.
Por su parte, la novia, tradicionalmente, también debe darle un obsequio a su novio el día del compromiso. Este deberá ser del mismo valor (más que económico, sentimental y de durabilidad en el tiempo) que el solitario que el novio ha puesto en su dedo. Generalmente, para cumplir ese cometido de perdurabilidad en el tiempo, la novia suele regalar ya sea un reloj o unos gemelos al novio.
La gracia que tiene el reloj está en que puedes hacerle grabar una frase que sea de los dos, será precioso y más personal. Esta es la joya que a su vez el novio lucirá tanto el día de la boda civil como en el matrimonio eclesiástico.

Un conjunto de armonía: Las alianzas

Joyas para la bodaCuando llega el momento de jurarse amor eterno, nada mejor para simbolizarlo que las tradicionales alianzas, el elemento más representativo de la boda. Es importante escogerlas con tiempo, gusto y sin escatimar en calidad, porque es para toda la vida. Es por eso que generalmente se emplea un metal tan duradero y noble como el oro. Intercambiarse anillos es una de las tradiciones con más historia, ya que su origen se remonta a la antigua Grecia. El anillo de compromiso es el precedente para las posteriores alianzas, por lo tanto debe estar en armonía con estas.

Otras joyas para complementar los atuendos del día de tu boda

En la elección de joyas para complementar los atuendos tanto de la boda civil como eclesiástica, triunfa el minimalismo. La recomendación es seguir el dicho: “más es menos”.
Hay familias que por tradición han conservado joyas familiares para esta ocasión, no dudes en usarlas ya que lucirá mucho mejor que cualquier otra pieza, por todo aquello que envuelve la tradición de estas piezas que es el haber pasado de generación en generación.
Incluso si este fuera el caso, la recomendación es la misma. Si, por ejemplo, se elige un collar (que es una pieza importante) es mejor combinarlo con unos pendientes sencillos y huir de demasiadas pulseras.
En cuanto a la bisutería es preferible dejarla para otras ocasiones, y en una boda lucir metales y piedras preciosas, siempre teniendo en cuenta la regla básica de no mezclar oro y plata. Sin embargo, las piezas que combinan los tres tipos de oro (blanco, amarillo y rojo) y las de platino están muy de moda.

Las joyas para la novia

Joyas para la bodaEn el caso de la novia, deberá elegir cuidadosamente las joyas para que combinen con el vestido y el peinado. Las joyas por pequeñas que estas sean cumplen la función de resaltar las facciones, hay que saber elegir con cuidado lo que se va a lucir en ese día.

A continuación, algunas sugerencias:

  • Para un vestido con escote pronunciado, que sería muy bien combinado con un recogido, puedes utilizar un collar sencillo que estilizará tu cuello.
  • En cuanto a los pendientes, si tienes el pelo corto o vas a lucir un recogido, es importante que no sean muy llamativos, para que sea tu rostro el que destaque.
  • Si por el contrario tienes el pelo largo y has decidido llevarlo suelto o semirrecogido, ideal para un vestido sin mangas, puedes apostar por unos pendientes más llamativos y un collar con el diseño hacia el centro, para que afinen tus facciones.
  • Para un vestido con mucha pedrería o bordado es perfecta una joya sencilla y lisa que no recargue demasiado.
  • Si vas a celebrar la boda por la tarde/noche puedes aprovechar para lucir joyas brillantes y metales como el oro o el platino.
  • Uno de los grandes clásicos entre las gargantillas o collares es una cadena con un colgante de diamante. Una piedra preciosa que da aspecto sencillo y elegante.
  • Para las más atrevidas, los complementos más adecuados son gargantillas de piedras o complementos de diversas formas y colores, tanto para el colgante como para los pendientes.

Las joyas de acuerdo al color de tu vestido

Joyas para la bodaDebes saber qué tipo de metal funcionará con tu vestido de novia. Por eso hemos hecho alguna elección de tonos de vestidos de novias y el tipo de joyas que más conviene:

Vestido blanco: lo más recomendado son las perlas y colores de joyas en platino. Muchas novias tienden a llevar joyas en oro, pero es un gran error, ya que el oro y el blanco entran en conflicto.

Vestido dorado: aquí si el oro va muy de la mano con el color del vestido. También la plata y joyas en color rosa al igual que las perlas.

Vestido marfil: es un color hermoso para vestidos, del color de la luz de las velas. Lo más recomendable son accesorios de oro, ya que te ayudarán a resaltar el color del vestido.

Ahora que hemos definido la mayoría de los colores de vestidos de novias, vamos a hablar sobre el escote de este, pues va de la mano con el tipo de accesorio que podemos llevar.

Para vestidos tipo strapples lo mejor es un collar y aretes largos. Escoge estos accesorios elegantes y con un poco de color. Sin duda te ayudarán unos toques magníficos.

Si tu traje de novia tiene escote en V, te recomendamos una fina cadena con un simple colgante. Así quedará elegante y sencilla si es lo quieres. Si lo que te gusta es lo clásico puedes optar por una gargantilla de perlas. Pero si prefieres algo más llamativo puedes escoger una gargantilla de cristal con aretes haciendo juego y será la combinación perfecta.

En cambio, si tu vestido es tipo solera con pelo recogido, te recomendamos adornar con joyas tu cabellera. Puedes utilizar diademas, tiaras, coronas o redecillas con alguna piedra y le dará un brillo único; si prefieres puedes utilizar horquillas de cristal y quedarás maravillosa. A la vez que le dará un toque único a tu pelo.

Si el escote del vestido está muy elaborado, es decir, que tenga mucho trabajo en piedras, bordados, etc., lo recomendable es llevar el cabello recogido con unos aretes pequeños. Con un escote que tenga mucho trabajo lo mejor es no lucir nada, ya que se perderá el real interés; piensa en unos aretes pequeños y lleva el cabello recogido. Si el cuello es alto, luce tan solo aretes discretos que cuelguen muy poco y pulsera.

Si no te logras decidir, te recomendamos un infalible: diamantes. Este tipo de joyas van con todo y quedan muy glamour. Lo puedes utilizar tanto en gargantillas como aretes.
Lo importante es que te sientas cómoda con la joya que elijas. Si no te sientan cómodo los aretes largos, no lo uses, ya que pasarás muchas horas y terminarás por sacártelos y no lucirán. Para eso tienes la opción de los aretes cortos.

Las joyas para el novio

Joyas para la bodaEl novio también debe pensar en qué joyas lucir para el día de la boda. Sin dejar de prestarle la adecuada relevancia que se merece el traje, deberá escoger sus accesorios en función del estilo de su atuendo.

Ten presente que si la boda es formal, el reloj y las mancuernas se complementan de forma perfecta. Si la boda es informal, algo playera, el reloj continúa siendo una excelente alternativa, aunque otra posibilidad pudiera ser una cadena en oro de tejido grueso para la muñeca o el cuello.

Dentro de las joyas imprescindibles para el novio están los gemelos, que completan la elegancia de su traje de boda de manera impecable. Un novio con gemelos encarna la elegancia misma, a pesar de que los gemelos son un detalle de joyería tan pequeño, completan el atuendo de forma fina y delicada y nos hablan de un hombre atento a los detalles, masculino y que cuida su estilo.
Existe una gran variedad de gemelos para que puedas escoger el modelo que más vaya con tus gustos y combinación de colores. A continuación algunos consejos para elegir los gemelos del novio:

  • Elige tus gemelos con tiempo, teniendo en cuenta todos los detalles de tu traje de novio.
  • Procura que combinen con las otras joyas que lucirás, tanto en diseño como en estilo.
  • El color de los engarces o incrustaciones deben combinar con los colores de tu traje, chaleco, corbata, zapatos, etc.
  • Puedes combinar el diseño de tu corbata con el diseño de tus gemelos, probablemente mandándolos a hacer con un artesano joyero, tanto si reproduces el dibujo en metal, como si se incrusta un trozo de tela en lugar de una gema.
  • Ten en cuenta que el metal que elijas deberá ser el mismo para todas las joyas que te pongas, no puedes lucir gemelos de plata y pisacorbata de oro, por ejemplo (aunque este último accesorio está fuera de moda).
  • Si tu estilo es original y moderno puedes llevar gemelos contemporáneos con incrustaciones novedosas.

Si no llevas gemelos, porque vas a ponerte una camisa convencional, has de saber que existen los cubrebotones, una joya que hará que las mangas de camisa se transformen en simple elegancia.

Por último, la alianza de casado; esta será la última joya en incorporarse al look final del novio. Suele ir a la par con la de la novia, a veces con leves diferencias, y será la única que permanezca contigo siempre.

One comment

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*