Bordados con tradición

Post Type

La técnica del bordado con aguja que destaca a los bordados de Zuleta está relacionada más con la técnica europea. Es en las haciendas donde enseñaron a las mujeres indígenas a bordar prendas, especialmente de lencería. El primer centro de bordado de la Hacienda Zuleta fue un gran avance para definir la técnica.

Luego de la reforma agraria, esta técnica del bordado ya la habían adoptado y replicado casi todas las mujeres de la comunidad de Zuleta y otras comunidades cercanas. Hoy en día en esta zona es posible admirar cómo bordan todas las mujeres, sin distinción de edad, reunidas en grupos de bordados.

Los bordados elaborados por expertas manos reflejan la riqueza de la cosmovisión campesina sobre un mundo que solo se puede entender con el alma.

Zuleta es un pintoresco pueblo de nuestro país, un lugar de gran belleza natural y de inmensa riqueza cultural. En este sitio, una de las principales actividades que desarrollan las mujeres de la zona son los tradicionales y conocidos bordados.

La Comuna Zuleta fue fundada el 11 de enero de 1943 y está ubicada en la parte sur oriental de la provincia de Imbabura. Administrativamente forma parte del cantón Ibarra, parroquia de Angochagua. En esta zona se encuentra la Hacienda Zuleta, la misma que desde 1898 perteneció a la familia de los ex presidentes Leonidas Plaza y Galo Plaza Lasso.

El taller de los bordados a mano de Zuleta se inició hace más de 50 años, precisamente en el gobierno del ex presidente Galo Plaza Lasso, apoyado por su esposa Doña Rosario Pallares Zaldumbide, con el objetivo de promover la producción y el desarrollo de la microempresa para las mujeres indígenas de la comunidad.

En esta comunidad donde domina la presencia femenina, el bordado, además de ser una actividad económica para las mujeres de Zuleta, es la expresión y la identidad zuleteña. La historia de los bordados en Zuleta se remonta al año de 1940, cuando tres jovencitas de la comuna fueron llevadas a la Hacienda Zuleta a trabajar con Doña Avelina, madre del ex presidente Galo Plaza Lasso. Ella las instruyó en el bordado de mantelería y, posteriormente, una maestra de la escuela, Doña Adela, introdujo el bordado en paneras.

Estas mujeres que nacieron y crecieron en la hacienda, ahora, independientes, hacen maravillas con sus manos y su creatividad. Sin embargo, ellas trabajan y viven su cotidianidad con dos referentes: el recuerdo de “Don Galo”, quien ayudó a sus abuelos y padres a educarse y tener una profesión, y la fama que les ha traído la confección de camisas para el actual Presidente de la República, quien impuso la moda con las camisas bordadas que luce como parte de su vestuario formal.

Una tradición cultural con valores estéticos y utilitarios

Con aguja e hilo, dedal y fina tela de algodón, las zuleteñas bordan su presente, como lo hicieron sus madres y abuelas, y como seguramente lo harán sus hijas. Bordados que nacen en la mente e inspiración de cada mujer de la comunidad. En la actualidad, Zuleta engalana con sus bordados una gran variedad de productos como manteles, paneras, servilletas, tapetes, portavasos, camisas, vestidos, etc. Uno de los secretos de las bordadoras de Zuleta es el hilo con el que se realizan: el hilo DMC de fabricación francesa.

El proceso de confección de un bordado es arduo, el resultado de largas horas de trabajo son los más exquisitos diseños y combinaciones de colores. Los productos son exclusivos y originales, la calidad de los trabajos habla por sí sola, las formas y los colores son abstraídos de la naturaleza que rodea a la comuna,
como por ejemplo la flor de “ñacha” que crece en todos los campos de Zuleta y es muy popular en los diseños.
Los precios de los bordados van de acuerdo con la cantidad de hilos que utilizan y el tiempo que se demoran en bordar.

La Asociación de Artesanas de Bordados Zuleta

Más de 300 mujeres indígenas de la comunidad de Zuleta en el cantón Ibarra, se dedican al bordado, el cual es muy apreciado por los turistas nacionales y extranjeros. Esta labor la realizan en su casa luego de terminar sus tareas diarias. Con esta actividad, ellas ayudan a la economía de su hogar, lo cual sin duda ha sido de gran importancia para las familias, por lo que según lo señalan las mismas mujeres, no se han producido fenómenos de migración extremos en este sector del país.

Alrededor de Zuleta están las comunas de Cochas, Chico, Angococha y La Magdalena; en estas comunas están las ayudantes de bordado.Todaslasmujeres bordadoras están organizadas en una asociación. La Asociación de Artesanas de Bordados Zuleta expone su trabajo cada 15 días en la sala comunal del pueblo; al lugar asisten miembros de la comunidad y turistas nacionales y extranjeros.

El prestigio internacional de los bordados de Zuleta se debe a que siguen siendo elaborados a mano, y no sólo por mujeres. Sin embargo, pese a que los bordados a mano de Zuleta son los más conocidos tanto a escala nacional e internacional, como muchos otros productos de alta calidad elaborados en el país, también son mucho más apreciados y demandados por los compradores extranjeros que por los nacionales, lo cual es muy lamentable, ya que somos los propios ecuatorianos quienes deberíamos fomentar y preservar la tradición cultural del arte del bordado zuleteño.

La calidad y la belleza de los bordados de Zuleta son reconocidas en el mundo entero; sin embargo, hay que estar atentos y saber reconocer la originalidad de los productos, ya que debido a su fama hoy en día también existen en el mercado productos bordados a máquina que imitan los diseños de los bordados originales.

Fuentes:

http://www.elcomercio.com/pais/Zuleta-borda-historia_0_334166618.html

http://www.comunazuleta.com/bordados.html / www.ciudadaniainformada.com

One comment

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*