Amar es un compromiso, no solo un sentimiento

Post Type

“Amar no es solo un sentimiento, es un compromiso”. Con esta frase, el padre Ángel Espinosa de los Monteros nos relata cuál es el simbolismo de las alianzas matrimoniales.

El ser humano necesita ver signos para desarrollar el aprendizaje durante toda su vida. Dentro de los sacramentos, las palabras, los gestos y otros elementos engloban no solo la historia sino la razón de muchos actos impulsados por la fe y el amor.

No hay pareja que descuide quién será el fotógrafo de su vida, ya que para alimentar su amor recurren durante los años venideros a esas viejas imágenes que reposan sobre papel. Pero antes de que la imagen pudiera ser congelada, los artistas perpetuaban estos gestos en piedra, lienzo o madera. No podemos evitarlo, siempre necesitamos contar con una ayuda extra al momento de querer sentir cerca a aquellas personas que queremos.

El matrimonio, como parte del rito -explica el padre Ángel-, utiliza dos anillos iguales que simbolizan el consentimiento por contraer matrimonio. Pese a ser un objeto pequeño podemos encontrar que representa dos de los sentimientos más grandes: el amor y la fidelidad.

“Recibe este anillo en señal de mi amor y fidelidad”. Esta frase sella el inicio de una vida en pareja, pero ¿qué valor encierra el anillo de matrimonio?

El contenido escondido en la entrega de esta pieza y en la pronunciación de esas palabras, las más románticas del mundo, es el compromiso de aceptación.

Decir “te acepto” es decir: te conozco, sé quién eres. Conozco tus cualidades y tus defectos. Es decir, sé quien no eres. Por tanto, no tendré pretensiones. No me pasaré la vida con una queja en los labios y una frase comparativa con las otras personas.

Las parejas a veces desvalorizan la palabra “aceptar” y se encuentran años después combatiendo problemas por no haber asimilado el pasado, el presente o el futuro, con todos los posibles cambios que pudiesen presentarse.

¿Cuál es el rol de las manos dentro de este ritual?

Ésta es la mano que recibe tu anillo y eso es algo que genera una exclusividad propia de la relación de una joven pareja. A lo largo de tu vida otras más tiernas, delicadas o bondadosas la podrán acariciar, pero ésta es la mano que hoy alarga un dedo para que tú le pongas la alianza. Es un símbolo y quienes se van a casar deben respetar este compromiso pese a las tentaciones.

Hechos a la medida, uno para el otro…

No todas las personas que conocemos despiertan en nosotros el deseo de eternizar una relación. Al igual que concebimos la idea de una pareja como algo que parece haber sido destinado, los anillos están hechos a la medida. Nadie los compra en mayoreo ni escatima en elegir un material precioso como el oro o el platino para resaltar su gran valor.

¿De qué manera estas pequeñas piezas ratifican un acto de entrega como el matrimonio?

Dios los ha bendecido a través de un sacramento, es como rectificar que esas dos personas están hechas a la medida, el uno para el otro ante los ojos de la Iglesia y la comunidad.

¿Es un factor determinante que brille?

Cuando uno está enamorado/a se dice que los ojos brillan con intensidad. Tu anillo brilla porque ese destello es una señal del orgullo que debes sentir de amar de forma sincera. El amor se proyecta, se nota en tu forma de hablar, de sonreír y de soñar. La desdicha también se exterioriza con ojos cargados de lágrimas, un rostro ensombrecido y apagado. El que ama no lo puede ocultar, así como el anillo no puede dejar de brillar.

¿Es necesario que sea de un metal precioso?

Tu matrimonio es tan precioso como el metal con que han sido hechos los anillos que traen en sus dedos. Esto quiere decir que tu relación debe ser cuidada y tratada como lo más importante de tu vida, sin olvidar alimentarlo con detalles y momentos saludables.

En ciertas ocasiones el tiempo cobra su tributo con desgastar la relación ¿cómo se relaciona esto con el anillo?

El matrimonio, al igual que un gran puente, debe ser hecho con los materiales más duraderos. El anillo es resistente, por eso está conformado por un metal duro que no se ablanda con el paso del tiempo. No bastan las decoraciones externas (sonrisas y detalles tiernos). En el matrimonio no sucede esto todo el tiempo. La vida es complicada y si la relación no es tan fuerte, como los dos aros que llevan puestos, se puede venir abajo.

En la actualidad hay varios diseños que dejan de lado el tradicional círculo. ¿Esto tiene alguna influencia?

El círculo tiene dos terminaciones que se unen, como la vida de las dos personas que deciden casarse. Es un vínculo tan hermético que lo que le afecta a uno repercute en
el otro. Podríamos decir que expresa que hay un solo corazón; es fundirse con la otra persona para gozar y sufrir con esta.

¿Por qué han de ser idénticos?

Un par de zapatos debe ser igual, sino no podrías llevarlo. Hay cosas en esta vida que una vez que se han unido no pueden ser separadas. Hombre y mujer en el matrimonio son uno solo y no deben ir por distintos caminos. No obstante, son un poco diversos y con el paso del tiempo –al igual que los anillos- surgen diferencias debido al trato o limpieza que les den. Y esto es como un símbolo de que debemos ser idénticos en la diversidad y, siendo diversos, tender a la identidad.

¿Es importante poner la fecha?

Por supuesto. Es la manera de decir que tu vida pasada terminó y a la vez empezó una nueva. Finaliza la relación de dependencia con tus padres, la bohemia y la carencia de responsabilidades, e inicia la dedicación a tu familia y pareja.

Ha sido hecho con detalles…

Con más quilates o con acanaladuras, delgados o gruesos, no importa, todos fueron hechos con mucho detalle y cuidado. “Estas cualidades no son lejanas a lo que uno anhela encontrar cuando esta casado/a. Los cuidados a la pareja deben abundar y estos van de la mano de los detalles”, nos comenta el padre Ángel, quien cierra el tema con esta frase: “Toca y comprueba cómo brilla tu anillo, es duro, se desgastará pero no se romperá, está hecho a tu medida, es real, de un material precioso, con fecha y detalles personales. Ahora capta cómo todo eso refleja tu vida en pareja”.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*