Hacer realidad el Sueño, Vivienda Propia

Post Type

Todo el mundo sabe que uno de los sueños de toda pareja es tener su vivienda propia. La propiedad proporciona un techo, una inversión, pero mucho más que eso: un ámbito propicio en el cual desarrollar un proyecto de vida familiar.

hacer realidad el sueño, vivienda propiaCada vez es más común ver a jóvenes parejas que desean iniciar su vida de casados en su propia vivienda; una de las razones primordiales es que ambos trabajan, aún no tienen hijos y, por lo general, sus deudas no son elevadas. Estos factores permiten que cuenten con un mayor poder adquisitivo y, por lo tanto, puedan adquirir un inmueble temprano en la vida.

La compra de su primera vivienda es uno de los momentos importantes en la vida de una pareja, pero por lo mismo esta decisión debe ser sumamente analizada y consultada con personas que tengan conocimientos de bienes raíces, antes de dar el paso definitivo.

Aquí te proporcionamos la información necesaria para que la compra de tu primera casa o departamento sea una operación planeada, para que encuentres el mejor esquema de financiamiento y, por qué no, ¡la mejor propiedad!

Buscar asesoría especializada es una buena alternativa a la que puedes recurrir desde un principio. El primer consejo que dan los expertos en bienes raíces, profesionales y honestos es: “No compres una casa o departamento más allá de lo que puedas pagar. Si te gusta el departamento de 120 m2, pero te alcanza para pagar cómodamente uno de 70 m2, opta por este último. Es importante que haya equilibrio entre el valor del bien inmueble que estás comprando y el estilo de vida que quieres llevar. Es tu primera compra, es tu primer paso y tienes que ser muy realista y autocrítico”. Este sano consejo es muy importante, ya que tampoco es recomendable que desde el principio de su matrimonio vivan ajustados y presionados por un crédito que no les deja disfrutar de ningún otro tipo de entretenimiento o complacerse con otras cosas. Recuerden que son jóvenes y que tienen mucho tiempo por delante y que seguramente cuando sus carreras y su situación laboral estén más consolidadas podrán permitirse pensar en comprar algo más grande, porque además ya tienen la base de su primera propiedad.

Consejos para comprar tu primera vivienda

hacer realidad el sueño, vivienda propiaCuentas realistas: el capital del que se dispone marcará el rumbo de la búsqueda. Se debe afinar el lápiz a fin de saber cuánto se puede pagar, de acuerdo con los ahorros y a la capacidad de endeudamiento. Los bancos recomiendan no comprometer en la cuota de crédito más de un tercio de los ingresos de ambos cónyuges. La realidad actual muestra que la financiación viene muchas veces de la familia; es bueno saber con cuánto se puede contar por ese lado.

Requisitos: tras esa primera premisa, se deben definir las características del departamento que buscamos. Es bueno volcar en papel nuestras necesidades para clarificar las ideas antes de comenzar la búsqueda.

Financiación: comenzar las averiguaciones respecto a los distintos bancos, su costo financiero total y condiciones, con el fin de conocer cuál se ajusta mejor a nuestra realidad. Cuando está la alternativa de comprar un departamento desde el “pozo”, hay que revisar cuánto tiene uno ahorrado para el aporte inicial y a qué nivel de cuotas mensuales se puede comprometer.

Dónde quiero vivir: este es un aspecto muy importante a definir antes de lanzarse a la búsqueda de un lugar para comprar. Seguramente habrá zonas altamente deseadas, otras que podrían ser alternativas y finalmente aquellas que sin gustarte demasiado hoy, crees que pueden convertirse en buenas zonas dentro de unos años.

Recurre a diversos medios para tu búsqueda: utiliza todos los medios que hoy en día tenemos a nuestro alcance: internet, clasificados y la inestimable ayuda de una inmobiliaria que pueda poner un especialista a tu servicio. Recuerda que cuantos más inmuebles visiten, más probabilidades tendrán de conseguir la casa de sus sueños.

Un asesor hipotecario, la mejor opción

El secreto para tener una experiencia agradable en la elección del mejor crédito hipotecario y encontrar el bien inmueble ideal para ti, puede depender de la contratación de un experto.

¿Cuál es la tarea de un asesor patrimonial hipotecario? Una de las principales es ofrecer asesoría personalizada y hacer tu perfil como cliente con base en tus ingresos, ahorro, historial crediticio y capacidad de financiamiento. También analiza de manera rigurosa y con lupa las letras chiquitas de cada crédito hipotecario, para determinar si realmente te conviene, “lo importante es adquirir un crédito hipotecario que se ajuste a ti, no tú al crédito hipotecario”.

Ojo, no es lo mismo un bróker que un asesor patrimonial. Este último no tramita, no consigue, no gestiona ni obtiene el crédito hipotecario como lo hace un bróker –para quien su único interés es conseguir la comisión y no ayudar al cliente a formar patrimonio–. En cambio, la tarea del asesor es aconsejarte sobre la mejor opción de crédito de acuerdo con tu perfil y expectativas patrimoniales.

Determinen su capacidad de endeudamiento

El siguiente paso es ver a cuánto ascienden sus ingresos mensuales. A escala internacional hay una regla que establece que una persona no debe destinar más del 30% de su ingreso mensual neto al pago de la hipoteca.

Otro aspecto importante es que si tienen deudas –en la tarjeta de crédito, tiendas departamentales o por un crédito automotriz– estas no deben rebasar el 10% de sus ingresos. Deben considerar que, aun con una hipoteca, no deben destinar más del 40% de sus ingresos al pago total de servicio de sus deudas.

Dicho esto, deberán echar un ojo a sus ahorros y analizar sus ingresos en común, para saber de cuánto dinero disponen para cubrir en primera instancia el enganche y otros gastos, ¿será suficiente con lo que tienen ahorrado?, ¿pueden pedir un préstamo a un familiar? Deberán dar respuesta a estas preguntas antes de iniciar un largo peregrinar banco por banco u optar por otras alternativas de financiamiento.

De plazos y tipos de créditos

hacer realidad el sueño, vivienda propiaOtro aspecto clave que debes tener en cuenta son los tiempos de la hipoteca. Según los expertos, el plazo ideal de un crédito es de 15 años. Por lo tanto, evita el de 20 años y, sobre todo, uno de 30 años.

“El cálculo de un crédito a 15 años siempre será sobre bases menores que el de 20 ó 30 años”. Los especialistas puntualizan que un crédito a 20 años conviene para aquellas personas que tienen plena certeza de que en dos o tres años van a prepagar el crédito.

¿Y cuál es el banco que más conviene? En realidad lo más conveniente actualmente en nuestro país, si se tiene la posibilidad, es acceder a un préstamos a través del BIESS (información a través de la página web www.biess.fin.ec). Por otra parte, no hay una institución de crédito mágica, no existe una opción para todos. Más bien es el perfil del cliente el que determina cuál es la mejor alternativa.

Actualmente, casi todos los bancos tienen un buen crédito hipotecario, pero también ofrecen uno que otro “crédito milagroso”. Y precisamente de estos hay que huir y por ningún motivo aceptarlos. El primer problema de estos créditos es que no amortizan capital en los primeros ocho años de vida del crédito. Además, hay algunos que te ofrecen tasas atractivas pero luego de siete años de pago puntual. Por eso, hay que tener mucho cuidado con el marketing engañoso que utilizan algunas instituciones.

Como vemos, antes de comprar una casa hay que tener en cuenta muchos factores además de contar con el enganche o la aprobación de un crédito hipotecario, ya que es una decisión que te acompañará durante varios años.

Por esta razón te sugerimos que reflexiones a fondo sobre la información que te damos en este artículo y te replantees los siguientes aspectos, hasta resolver todas tus dudas:

  • ¿Saben con cuánto dinero cuentan para comprar su vivienda, incluyendo el crédito que le podría otorgar una institución bancaria?
  • Busquen opciones de vivienda que se adapten a su capacidad de compra y que cumplan con sus requerimientos como: ubicación, tipo de casa (unifamiliar, dúplex o multifamiliar), número de recámaras y baños, que tenga o no jardín y estacionamiento.
  • Visiten todas las opciones que llamaron su atención y pónganse en contacto con los vendedores de la casa que más les interesó, para que les den más información sobre la misma y no se queden con ninguna duda.
  • Asegúrense de que el trato sea a través de un Agente Inmobiliario y no a través de una firma poco reconocida.
  • Pregunten sobre las características de la construcción de la vivienda, tipo de acabados en pisos y muros, si la casa cuenta con estacionamiento fijo o hay un costo extra, si cuenta con tanque de gas estacionario, cisterna, etc.
  • Tengan claro el costo total de la vivienda y los servicios adicionales que les ofrecen, así como las condiciones de pago, el tiempo de entrega y la ubicación exacta de la vivienda.
  • Realicen comparaciones, analicen ventajas y desventajas que presenta cada opción, por ejemplo: si una está mejor ubicada, pero es más cara; si es más barata, pero más chica.
  • Cuando estén totalmente convencidos, firmen el contrato de compraventa solamente con el propietario de la vivienda o con un representante acreditado.
  • Asegúrense de que cualquier pago que realicen para apartar la casa o como enganche debe formar parte del precio total de la vivienda y quede registrado en la escritura.

Ahora que conoces esta información y sabes que tienes la opción de contar con la asesoría de un experto, el proceso de obtención de su crédito hipotecario para la compra de su primera vivienda puede ser un proceso interesante y eficiente. Al final, el objetivo principal de la primera compra es tener un lugar agradable donde vivir e iniciar su vida como familia, pero también, empezar a formar un patrimonio.

Fuentes: www.micasaencuotas.com / www.SoyEntrepreneur.com

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*